Terapia craneosacral

La terapia craneosacral mediante el ENFOQUE MENÍNGEO nace de los estudios del osteópata Pérez Battle en el que a través de la palpación sutil del cráneo y del sitema craneo-sacral ( sistema nervioso) se identifica patologías y trastornos de salud como dolores crónicos, trastornos hormonales, dermatitis… que tienen su origen en alteraciones durante el desarrollo embrionario, el embarazo y el parto del ser humano. Debido a que somos el único mamífero que a partir del 4º/5º mes de vida se apoya en la pelvis materna en posición boca a bajo generamos tensiones en el cráneo que se irán propagando al resto del cuerpo según nuestra propia experiencia intrauterina y gestacional, y que hará que en la edad adulta padezcamos trastornos crónicos de salud. Esta peculiaridad de nuestra especie ha hecho que seamos capaces de caminar a dos patas pagando el precio de la bipedestación. El trauma del parto es un «trauma necesario» para nuestras vidas pero que marcará nuestra forma de ser, de pensar, nuestras enfermedades y patologías el resto de nuestra vida si no liberamos a las estructuras craneales de las tensiones  y compresiones producidas.  

Esta memoria tisular producida por las tensiones del embarazo y el parto se denomina TIRON PRIMARIO. El trabajo desde EL TIRÓN PRIMARIO con el ENFOQUE MENÍNGEO resetea y libera los tejidos que han sufrido tensiones y compresiones para eliminar las patologías que desde la edad infantil o adulta han dado la cara y así eliminar dolores y enfermedades.